Nunca aquí

Hay frases que nunca aparecerán en la sección principal de este blog. Porque no aparecen en ninguna obra, libro, película dignos de mención, por absurdas, por cursi o simplemente porque me molestan. Me dan rabia. Me crispan. No las aguanto. Esta sección se irá alimentando de estas frases, unas perlas de las pequeñas y grandes miserias cotidianas. No tengo ninguna duda con cuál empezar. Las demás irán viniendo.

“¡¡¡Estamos embarazados!!!” – La suelen pronunciar él y ella, cogidos de la mano, con una tierna sonrisa y un brillo en los ojos, trasudando amor, felicidad y realización cósmica. Los signos de esclamación se respiran en el aire.

“Mi mayor defecto es que soy demasiado perfeccionista” – Es un insulto al sentido común, además de a la paciencia del entrevistador. El próximo actor/diseñador/cantante/ilustrador/ejecutivo o entrevistado en general que la pronuncie debería autodestruirse en el acto.

“Cariño, tenemos que hablar” – Es evidente: el “cariño” sobra.

Una respuesta a “Nunca aquí

  1. “no soporto los hospitales”, o la no menos mítica “no voy a los entierros porque no puedo con ellos”, al resto de la humanidad nos encantan los hospitales. Y a los entierros se va por los vivos no por los muertos (otra frase), a ver si nos enteramos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s