6 falsas creencias sobre marketing online

Acabo de leer un interesante artículo escrito por Dan Zarrella y publicado por Hubspot, en el que cuestiona varios falsos mitos que se han ido consolidando sobre marketing online.

Me pareció un estudio interesante, que ayuda a revisar algunas creencia que damos por válida y que nos puede hacer perder conversiones.

Y así nos explica cómo los ha analizado y confutado en base al estudio de datos reales. Aquí va un resumen bastante esquemático, pero aconsejo leer el artículo entero “6 deadly Marketing Myths busted” para más datos:


Mito #1: El Social Media es para conversar, no para comunicar.

Mito confutado analizando:
Blogosfera: la relación entre el número de comentarios a un post y la cantidad de tráfico recibido por este mismo post que es nula o poco relevante.
Facebook: a más conversaciones en Facebook no corresponden más vistas.
Twitter: las cuentas más seguidas tienen menos % de twits que empiezan con @, es decir, los más seguidos son menos conversacionales.
Conclusión: la conversación no trae tráfico. Lo que trae tráfico son contenidos de calidad.


Mito #2: Please Retweet no funciona.

Mito confutado analizando más de 10.000 twits aleatorios. De ellos fueron retweeteados como mínimo una vez el 51% de los tweets que contenían “please retweet” y sólo el 12% de los tweets que no contenían

“please retweet” o “please RT”. Mismos datos en su timeline: los tweets con “please retweet” eran retweeteados 20,9 veces de media; los con “please RT 6,1 veces y los que no llevaban nada, sólo 4,2 veces.
Conclusión: si queres que tus followers hagan algo, pídeselo claramente.

Mito #3: Don’t Market on the Weekends

Twitter: la actividad de retweet es más alta el viernes por la tarde y empieza a bajar durante el weekend.
Facebook: los artículos publicados los sábados y domingos suelen ser más compartidos en Facebook.
E-mail marketing: los email enviados durante el fin de semana tienen un CTR mayor respecto a los enviados en días laborables (posiblemente debido a la menor competencia en la bandeja de entrada).
Conclusión: aprovecha los momentos de menos ruido para que tu voz se escuche más clara.

Mito #4: No te definas como un “guru”

No se trata de falta modestia. Eres lo que dices que eres y te harán caso en base a lo que comunicas de ti mismo. La bio de twitter es el único lugar donde está bien visto hablar de uno mismo y hay que dejar claro el por qué alguien debería seguirte.
Conclusión: no tengas miedo de definirte un experto/guru/autor en el campo de tu competencia.

Mito #5: Envia menos e-mails

Primero: más antiguo es un suscriptor, menor es su porcentaje de respuesta, así que es importante captar la atención de los nuevos suscriptores y hablarles mucho los primeros días. Luego su atención menguará.
Segundo: a mayor número de e-mails enviados, no baja el CTR.
Tercero: a mayor número de e-mails enviados, no aumentan las bajas de suscriptores.
Conclusión: envia mails con frecuencia para mantener tu audiencia informada.

Mito #6: Klout no vale

Analizando datos de SEOmoz y de Compete.com, demuestra una relación directa entre Klout Score de una web y su éxito tanto de enlaces entrantes como de visitantes únicos.
Conclusión: el éxito en social media está muy relacionado con el éxito del resto de nuestro inbound marketing.

“The purpose of te headline to get the first sentence read,”

Brian Clark @Copyblogger

Más sencillo imposible. Ahora, ¿cómo conseguirlo?
Acabo de disfrutar de la lectura de una clase magistral sobre copywriting, impartida por Copyblogger.

En ella desvelan los 10 pasos fundamentales para escribir “copies that rocks”, es decir que cumplen con el objetivo principal: ser leídos e inducir a la acción.

Hago tesoro de ella y los apunto en mi blog a modo de memorándum, a ver si, (ni que sea por osmosis intra-iPadiana :-)), se me quedan pegaditos y saco provecho de ellos para mi trabajo de community manager, que cada día me apasiona más. Y a la vez me abruma por su complejidad.

Ahí van estas píldoras de buenas normas de escritura para bloggers y web editors:

1ª- Da el título de este post: el objetivo del titular es hacer leer el primer párrafo. Y el objetivo del primer párrafo es inducir a la lectura del segundo…

2ª- Keep it simple. Sencillez y síntesis ante todo, para llegar al quid de la cuestión en pocas palabras.
Pocas frases concisas, uso de listados numerados, esquemas y, si es necesario, usar la forma pasiva, para que el objeto tenga prioridad en el periodo.

3ª- Escribir un buen titular. Tiene que cautivar el interés de quien navega y convertirlo en lector, pero a la vez transmitir un mensaje claro. ¿Cómo? Hay muchas formas para conseguirlo según Bob Bly.

4ª- Dedica el tiempo necesario al titular (puesto que en media 8 personas sobre 10 leen el titular, pero sólo 2 de 10 leen el resto. Sigue la regla del 50/50, es decir: invertir la mitad del tiempo total necesario para escribir un buen artículo, en la redacción del titular.

5ª- Sigue una estructura para tu copy, siguiendo unos elementos claros que deben guiar tu redacción:

  • Focus on the reader. Le haces una promesa en el titular y tienes que mantenerle antento durante la lectura.
  • Cada párrafo tiene que tener una idea principa y un objetivo.
  • Sé específico en lo que afirma, y soporta la información con datos y referencias.
  • Demuestra tu competencia y autoridad en la materia que tratas.
  • Ofrece algo a tu lector.

6ª- Destaca las ventajas, no las prestaciones.

7ª-

Herramientas de Medición y Gestión de Twitter

Considerando la importancia creciente de Twitter como social media, es importante encontrar una buena herramienta de medición para analizar nuestra autoridad y el impacto de nuestras acciones en este medio.

Aquí van algunas herramientas que he estado investigando: Sigue leyendo

Sometimes smart people create things that don’t come close to sharing their true intelligence. The KPI report is one of those things

from A Step-by-Step Guide to Website Measurement, @Newfangled

Un artículo muy útil de Christopher Butler, para entender lo que realmente cuenta reflejar en un informe de analítica web, evitando entregar al cliente largos, complejos y aburridos listados de KPIs.

Quien pueda no deje de leer el artículo completo. ¡Es muy divertido! Aquí va mi resumen traducido al castellano:

A la hora de presentar un informe de analítica web, tenemos que enfocar los datos a los conocimientos del cliente.

No se trata de entregar un Excel o complejo listado de KPIs, sino elaborar un informe que ofrezca algún valor, acorde con los objetivos que se han establecido para la web.

MÉTODO de trabajo de análisis:

1. Seguir una rutina diaria*
2. Resumir los resultados
3. Simplificar las conclusiones

*Tras un tiempo inicial de análisis diario, se puede pasar a analizar los datos semanalmente o bi-semanalmente.

QUÉ información reportar

Las métricas deben ayudarnos a extrapolar datos valiosos para nosotros a la hora de analizar el movimiento en nuestra web o página específica, pero a la hora de elaborar información para el cliente, tenemos que limitarnos a ofrecer unos pocos datos salientes.

Todo informe debería responder a las siguientes preguntas:
1. Quién visita mi web?
2. De dónde vienen las visitas?
3. Qué contenidos consumen?
4. Cómo se relacionan con este contenido?
5. Qué puedo hacer para mejorar su experiencia?

Esto siempre teniendo en cuenta que las métricas no tienen un valor en sí, sino que tienen significado en relación entre ellas y que todo puede ser fuente de datos válidos para el análisis. Sigue leyendo

Is it me or it’s the same old story? (apuntes sobre web writing)

He estado investigando en la red sobre web editing, web writing y teorías de comunicación 2.0 para una colaboración con Runroom y he sacado algunas normas aprendidas de mis gurus: Second and Park, A List Apart, useit.com.
Suenan antiguas pero no encuentro nuevas voces/visiones sobre el tema.
Tengo la sensación de que se dan vueltas sobre los mismos conceptos, así que me quedo con estos: Sigue leyendo

Keep looking, don’t settle

Steve Jobs

Your work is going to fill a large part of your life, and the only way to be truly satisfied is to do what you believe is great work. And the only way to do great work is to love what you do. If you haven’t found it yet, keep looking. Don’t settle. As with all matters of the heart, you’ll know when you find it.

Your time is limited, so don’t waste it living someone else’s life. Don’t be trapped by dogma — which is living with the results of other people’s thinking. Don’t let the noise of others’ opinions drown out your own inner voice. And most important, have the courage to follow your heart and intuition. They somehow already know what you truly want to become. Everything else is secondary.

“Ante tanta infelicidad reprimida, he empezado a preguntarme: por qué insistimos en querernos casar?”

Sandra Tsing Loh, Let’s Call the Whole Thing Off, The Atlantic

A mi alrededor la gente no para de casarse. Está claro que he llegado a esta edad en la que, cada dos por tres, asistes a cenas en las que alguien te comunica que va a tener un hijo o que se va a casar. Mientras la primera noticia suele ser anunciada con júbilo y sin más explicaciones, la segunda va siempre acompañada de una razón o justificación. Y no puedo evitar preguntarme: ¿a qué viene esta necesidad? Será que responde a la pregunta implícita que nadie se atreve a hacer: “Y por qué os casáis?”.

El listado de explicaciones es amplio y variado: “lo hacemos por los hijos” (que ya han nacido; los mismos por los que, años después, se niegan a aceptar el divorcio), “por los padres de él/ella” (que nunca dejan de desearlo, incluso tras 10 años de convivencia), “para hacer una fiesta” (ésta es la que va por la mayor), “por los 15 días de vacaciones del trabajo”, “porque ya toca” (esta me mata!), “por los papeles”, “porque fuimos a la boda de tal y nos gustó”…, y hasta incluso alguna vez: “porque nos hace ilusión” (escuchado hasta ahora sólo una vez, de mi amiga Fer: gracias querida!).

Por supuesto la boda no se anuncia NUNCA como una boda normal. Siempre es algo especial, informal, una fiesta, nada convencional. Ahí va la segunda pregunta: “¿qué es lo convencional? puesto que ya nadie acepta el concepto de bodorrio por definición”. Casarse hoy en día se convierte en un festival de originalidad. El vestido no es de novia, pero es blanco, hecho a medida e imposible de usar para otra fiesta informal. El banquete no es sentados, eliminando todo el comfort de una comida de varios platos, y pasando a ser una incómoda bouffe alrededor de unas tablas siempre demasiado concurridas. No hay fotógrafo, que se sustituye por tus 50 mejores amigos, armados de cámara, video y otros aparatos. Y por el regalo “no os preocupéis… tenemos de todo”, pero de alguna forma siempre te llega el número de cuenta y la información de que el regalo debe cubrir como mínimo el coste del cubierto. Sigue leyendo